12 julio, 2024
Portada » «SELCI ODIA A LOS JUBILADOS»: LAS PROMESAS INCUMPLIDAS DEL ACTUAL INTENDENTE CAUSAN RIGOR EN LOS JUBILADOS.

«SELCI ODIA A LOS JUBILADOS»: LAS PROMESAS INCUMPLIDAS DEL ACTUAL INTENDENTE CAUSAN RIGOR EN LOS JUBILADOS.

En un claro acto de hartazgo y frustración, un grupo de jubilados de Hurlingham se congregó frente al Hospital de PAMI para manifestarse en contra de las promesas incumplidas del intendente camporista Damián Selci. La protesta, que incluyó un simbólico abrazo al hospital, puso en evidencia la creciente decepción y enojo de los Hurlinguenses ante la situación de abandono y falta de atención médica.

El hospital, ubicado en la intersección de las calles O’Brien y Guardia Vieja fue donde se desarrollo esta historia. Durante la campaña, Selci, respaldado por figuras prominentes de La Cámpora como Máximo Kirchner y exdirectores del PAMI como Luana Volnovich y Martín Rodríguez, prometió mejorar significativamente el acceso a la atención médica en Hurlingham. Sin embargo, la realidad dista mucho de las promesas hechas.

Con carteles que rezaban «Nos usaron en campaña» y «Selci inauguraste un hospital que no funciona», los manifestantes expresaron su descontento frente a un edificio que fue inaugurado sin estar terminado. Actualmente, el hospital solo ofrece servicios mínimos en consultorios externos, dejando desatendidas áreas críticas como la internación, terapia intensiva, el diagnóstico por imágenes y la guardia.

María Teresa Valiente, presidenta de la Federación de Centros de Jubilados y Pensionados, destacó la urgencia de respuestas y denunció: “Abuelos del distrito fallecieron por el brote de dengue al dirigirse al Hospital de PAMI y no poder ser atendidos en tiempo y forma porque solo cuentan con consultorios externos”. La falta de atención adecuada obliga a los adultos mayores a desplazarse a la Clínica Agüero de Morón, a Ituzaingó o al Hospital Posadas, generando una situación insostenible para muchos.

Pese a las reiteradas demandas y la creciente presión, el intendente Selci ha optado por el silencio. Las fuerzas políticas de la oposición en el distrito han exigido respuestas directas, pero hasta el momento no ha habido explicaciones sobre por qué la obra no se completó en el tiempo prometido. Desde que asumió su gestión el pasado 10 de diciembre, Selci no se ha referido públicamente al estado del hospital.

El descontento de los jubilados de Hurlingham es solo un reflejo de una problemática más amplia que afecta a muchos ciudadanos. Las promesas vacías y la falta de acción concreta han generado una desconfianza profunda en la gestión actual. Es imperativo que las autoridades tomen medidas inmediatas para resolver esta situación y brindar la atención médica que la comunidad necesita y merece.

Se agradece a el Nova Bonaerense por la informacion utilizada para este articulo

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más informaciónaquí(enlace a página de cookies).
Privacidad