24 abril, 2024

El Hurlinguense

QATAR 2022: ROZANDO LA ESCLAVITUD.

Con  la emocion futbolística por el Mundial en Qatar continúan las denuncias por las muertes de miles de trabajadores migrantes contratados para la construcción de los estadios y la expansión de la ciudad. Y es que las condiciones para quienes trabajan en Qatar rozán en muchos aspectos la esclavitud: según el medio británico The Guardian, que fue uno de los primeros en investigar el tema, en 2021 murieron más de 6.500 trabajadores en Qatar.

Las condiciones como las Temperaturas de hasta 50º. Jornadas interminables. Escasas medidas de seguridad. Apenas días de descanso. Amenazas de expulsión del país si no se aceptan las condiciones. Imposibilidad real de cambiar de empresa. Avances en la legislación que no se cumplen. Condiciones insalubres en las viviendas, todo eso es lo que han tenido que vivir los trabajadores sin posibilidades de denunciar.

Las autoridades de Qatar apenas reconocen unas pocas muertes provocadas por las duras condiciones laborales. Algo que no solo impide a las familias de los fallecidos conocer la verdad sobre qué les sucedió realmente, sino que además evita que puedan reclamar ninguna reparación por lo sucedido.

Una negativa que resulta particularmente obscena si tenemos en cuenta que Qatar es uno de los países con la renta per capita más alta del mundo, y que precisamente los fallecidos emigraron ahí en su mayoría para poder enviar alguna ayuda económica a sus familias en lugares como Bangladesh, India, Nepal o Kenia. Así, al dolor de su pérdida, deben afrontar una situación económica aún más complicada al no tener ya el sostén económico del que dependía su día a día al haber muerto en las obras su familiar.