12 julio, 2024
Portada » La estrategia de marketing político de Damian Selci: se inaguruo una «nueva» base operativa en Hurlingham.

La estrategia de marketing político de Damian Selci: se inaguruo una «nueva» base operativa en Hurlingham.

En un evento reciente, el intendente camporista de Hurlingham, Damián Selci, anunció la inauguración de una «nueva» base operativa del Comando de Patrullas en el cruce de Paso Morales y Uspallata, en William Morris. Sin embargo, esta acción ha sido percibida por muchos como una mera estrategia de marketing político en lugar de una verdadera mejora en la seguridad pública.

La supuesta «nueva» base operativa no es más que una reubicación de la ya existente en la Comisaría 1º del distrito, a tan solo cinco minutos de distancia. Este traslado superficial no aporta ninguna solución real a los problemas de inseguridad que enfrentan los vecinos de Hurlingham. En lugar de aumentar la seguridad, este movimiento parece diseñado principalmente para dar al intendente una oportunidad de aparecer en los titulares y proyectar una imagen de gestor eficiente. La inauguración de la base operativa se anunció con gran entusiasmo, pero no se abordaron los problemas reales de seguridad que afectan a Hurlingham. Los vecinos, que lidian diariamente con la inseguridad, no obtienen ningún beneficio tangible de esta reubicación. La acción de Selci parece más un intento de mejorar su imagen pública que un esfuerzo genuino por resolver los problemas de seguridad del distrito.

Este tipo de movimientos lleva a cuestionar las prioridades del intendente y su administración. Utilizar recursos públicos para fines propagandísticos en lugar de implementar acciones concretas para mejorar la seguridad es una tendencia preocupante. Los vecinos necesitan soluciones reales, no eventos de inauguración que no cambian la realidad de la inseguridad que viven todos los días. El malestar entre los vecinos de Hurlingham por la situacion de inseguridad creciente es notorio y muchos sienten que el intendente está más enfocado en su imagen pública que en resolver los problemas reales del distrito.

Hurlingham necesita un plan integral de seguridad que incluya no solo la reubicación de bases operativas, sino también un aumento en el número de patrullas, mejor capacitación para los agentes de seguridad y un sistema de vigilancia eficiente. Los vecinos también necesitan sentir que sus preocupaciones son escuchadas y que su Intendente esta trabajando para solucionar estos problemas que azotan al humilde distrito Hurlinguense.

Se agradece al medio Agencia Nova por la informacion utilizada para este medio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más informaciónaquí(enlace a página de cookies).
Privacidad